recubrimientos

industria

Los pigmentos de efecto metálico se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones de recubrimiento. Los pigmentos de efecto metálico de AVL son conocidos por su buen resultado y por su funcionalidad en los siguientes campos:

Metallic Effect Pigments for Can Coatings by AVL Metal Powders
Metallic Effect Pigments for Can Coatings by AVL Metal Powders

Recubrimientos de lata

Pigmentos de efecto metálico para recubrimientos de latas:

Los grados de aluminio se utilizan para ocultar imperfecciones del metal en el recubrimiento de latas de alimentos y bebidas. Solo se pueden usar pigmentos de aluminio muy finos debido a que la capa aplicada es muy fina pero requiere una cobertura eficaz.

Recomendaciones para el usuario:

La gama AVL de pigmentos finos de efecto aluminio (polvos y pastas) es la más adecuada para los requisitos de recubrimiento de latas, por ejemplo en formulaciones epoxifenólicas. Las propiedades requeridas, incluido el rango de tamaño de las partículas, el efecto metálico, la cobertura y la conductividad eléctrica, son óptimas. Otros disolventes / portadores que no sean metoxipropanol (PM), como el solvente nafta, pueden estar disponibles previa solicitud.

Nota: Si usa un mezclador de alta rotación pueden romperse las partículas y, por tanto, reducir el brillo y el efecto metálico. Por lo tanto, recomendamos encarecidamente el uso de un mezclador de baja rotación (máx. 50 rpm).

Industrial coatings by AVL Metal Powders

Recubrimientos industriales

Pigmentos de efecto metálico para recubrimientos industriales

Gracias a sus acabados de efecto metálico (efectos especiales) y el excelente poder de cubrimiento, los pigmentos de aluminio y bronce dorado se usan para una amplia variedad de recubrimientos industriales, incluidos bienes de consumo, diseño de interiores, revestimientos de suelos...

Aerosol coatings by AVL Metal Powders
Aerosol coatings by AVL Metal Powders

Recubrimientos en aerosol

Pigmentos de efecto metálico para recubrimientos en aerosol

Recomendaciones para el usuario:

SISTEMAS CONVENCIONALES

Una primera regla para el uso de pigmentos de efecto metálico en latas de aerosol es que la apertura de la boquilla debe ser al menos 3 veces más grande que el tamaño de partícula D90 del pigmento metálico en la fórmula Pigmentos de efecto metálico. Las pastas para latas de aerosol suelen tener un elevado contenido sólido para reducir la cantidad de disolvente en la fórmula (por ej., AVL Oro rico pálido 36/WS/90-10).

SISTEMAS CON BASE DE AGUA

La gama de productos Aquastab de AVL (en metoxipropanol o butilglicol) se adapta muy bien a las necesidades de los sistemas con base de agua. Al preparar formulaciones con la gama de productos Aquastab, asegúrese de que dispersar previamente la pasta en un poco de agua o alcohol para garantizar una mezcla homogénea antes de añadir el resto de la fórmula.

Nota: Asegúrese de usar solamente agitadores de baja rotación (50 rpm), ya que los de alta velocidad tienden a romper las partículas metálicas y reducir el efecto metálico después de la aplicación. El diámetro de la boquilla de pulverización debe ser al menos tres veces mayor que las partículas más grandes.

Powder coatings by AVL Metal Powders

Recubrimientos en polvo

Pigmentos de efecto metálico para recubrimientos en polvo:

Para mantener un efecto metálico y brillo óptimos cuando se preparan lotes para la pulverización, los pigmentos de efecto metálico de AVL son los más adecuados para la mezcla libre. Cualquier extrusión que incluya el pigmento romperá las partículas y reducirá el efecto metálico y otras propiedades; por tanto, mezcle los pigmentos de efecto metálico directamente en el tambor que contiene el monómero, a la concentración requerida de 2-5%.

En general los grados más finos se utilizan para garantizar una textura suave y homogénea del sustrato a recubrir. Los pigmentos de efecto aluminio soportan una temperatura de curado de 180 °C . El color de los pigmentos de efecto bronce se verá afectado si quedan expuestos a una temperatura superior a 100 °C durante más de 5 minutos. Por eso recomendamos reducir el tiempo de exposición si los artículos se curan a una temperatura superior a 100 °C, hasta que se encuentre el compromiso óptimo entre la temperatura de curado y el tiempo de exposición.

Encuentre su producto
para la industria de recubrimientos